lunes, 16 de febrero de 2009

La musicoterapia y los niños con discapacidad auditiva

La calidad de vida de los niños con problemas auditivos puede verse notoriamente incrementada, una vez que empiezan a tomar contacto con la musicoterapia. Esta disciplina les permite acceder a algunas cuestiones a las que de otra manera no podrían, tomando contacto con las vibraciones musicales y expresándolas a través de su cuerpo.

La musicoterapia puede resultar de una gran ayuda para todos aquellos niños que sufran algún tipo de discapacidad auditiva. Pues ni bien se pongan en contacto con esta disciplina, podrán empezar a experimentar sensaciones que de otra manera no son posibles de sentir.

Mientras cualquier persona toma contacto con las vibraciones sonoras a través de sus oídos, esto no es posible para las personas con discapacidad auditiva. Pero, de todos modos, cuando las vibraciones no son perceptibles a través de los oídos, sí pueden serlo a través de vías táctiles. Está claro que no es lo mismo, pero es tremendamente valorable para cualquier niño que nunca ha podido experimentar la sensación de escuchar.

De ese modo, los niños con discapacidad auditiva pueden llegar a experimentar constrastes y matices de duración, intensidad, también altura y de ritmo y melodía. Obviamente, no se trata de que estos chicos se transformen en músicos discapacitados, sino que tomen un contacto básico dentro de sus posibilidades con el espectro sonoro.

Juan Esteban Jorge

Fuente: http://www.innatia.com