lunes, 29 de junio de 2009

Afirman que la música es la mejor terapia para los bebés prematuros

La musicoterapia sería clave para reducir el dolor y mejorar el desarrollo y crecimiento de recién nacidos que permanecen en incubadoras




Si bien las estadísticas aseguran que el 70% de los recién nacidos prematuros logra sobrevivir, varios estudios demostraron que este margen puede aumentar si se aplica la musicoterapia en el tratamiento.

Los principales problemas que pueden sufrir los niños que nacen antes de que culmine su desarrollo son alteraciones en el ritmo cardíaco, dificultades respiratorias, circulatorias y renales, y bajo peso. Además, tienen los órganos y sistemas inmaduros, lo que los hace más propenso a contraer enfermedades.

Ante estos inconvenientes, los especialistas aconsejan una serie de cuidados, a los que hace poco tiempo se sumó la técnica de musicoterapia como elemento fundamental.

Un estudio realizado en Canadá, llamado Archives of Disease in Childhood, confirmó esta teoría gracias a una serie de investigaciones que científicos llevaron adelante entre los años 1986 y 2006. Según concluyó, la música ayuda a reducir el dolor en procedimientos como la circuncisión o pinchazos con agujas, al tiempo que mejora los hábitos de alimentación, desarrollo y crecimiento, y logra un aumento de peso en los infantes, publicó el sitio Univision.com.

Esta técnica ya se utiliza en algunos centros de salud del mundo, en las áreas de maternidad. Kathi J. Kemper, autora de la investigación Live Harp Music Reduces Activity and Increases Weight Gain in Stable Premature Infants, aseguró que la música clásica o instrumental es un instrumento eficaz en la terapia de los recién nacidos prematuros, así como también las canciones de cuna con o sin sonidos agregados, como latidos de corazón o sonidos de útero.

"Al aplicar la música en los neonatos se logró que durmieran mejor y con ello que gastaran menos calorías, recuperando con ello más peso", aseguró la especialista.

Si bien los estudios realizados hasta el momento no son concluyentes, Kemper señaló que está comprobado que "la música estabiliza la frecuencia cardiaca en los bebés y logra una disminución del estrés en los padres y el personal que atiende a los pequeños pacientes".

"La música tranquiliza su mente y cada uno de los organismos por lo que hay menos acumulación de estrés en sus sistemas, además de que ayuda a que los neonatos se sientan seguros en ese nuevo ambiente", finalizó la profesional.

Fuentes: www.infobae.com