martes, 30 de junio de 2009

Más estudios confirman que la música ayuda a la rehabilitación

Menos dolor, mejor ánimo y autoestima son algunos efectos que ritmos y melodías generan en quienes sufren patologías como alzheimer, autismo, cardiopatías o déficits neurológicos.

Cristián M. González S.
Si quiere estabilizar su ritmo cardíaco y disminuir su presión arterial, tome un movimiento de la Novena Sinfonía de Beethoven, un aria de "Turandot" de Puccini y el Va Pensiero de "Nabucco" antes de dormir. Aunque la prescripción suene rara, todo parece indicar que este tipo de música, con sus múltiples crescendos y minuendos , es la mejor para el corazón.

Un estudio publicado en el último número de la revista Circulation, de la Asociación Estadounidense del Corazón, muestra que la música de tempo más rápido aumenta el ritmo respiratorio y cardíaco, así como la presión arterial. En cambio, la música más lenta genera un efecto contrario.

Según los científicos de la Universidad de Pavia, en Italia, la ópera puede incluso ayudar en la rehabilitación de los pacientes que han sufrido un derrame cerebral.

Para ellos, este estudio viene a confirmar lo que en muchos hospitales del planeta -Chile incluido- ya es una práctica cotidiana: el uso de música como una herramienta terapéutica más.

Experiencias en Chile

Además de ser una terapia barata y fácil de administrar, se ha demostrado que la música tiene efectos perceptibles en el organismo y el ánimo. Y sin efectos secundarios: reduce el estrés, calma el dolor, aumenta la autoestima, mejora conductas... son algunos de los beneficios observados en pacientes con enfermedades tan diversas como alzheimer, parkinson, traumatismos de cráneo, autismo, demencia, trastornos de conducta, ceguera, VIH, patologías mentales y neurológicas.

"Una música que produce un efecto de relajación hace que el paciente entre en un estado que favorece su sanación", dice la doctora Francisca Paravic, fisiatra de Clínica Indisa, uno de los pocos centros de salud privado en donde se está trabajando en un proyecto musical en la unidad de pacientes críticos.

El Servicio de Neurología del Hospital Barros Luco inició en 2003 un programa pionero en la recuperación de sus pacientes, usando música ambiental tan diversa como melodías clásicas, pop o latinas. A juicio del doctor Jorge Nogales-Gaete, director del Departamento de Neurología Sur de la U. de Chile, es una experiencia positiva, porque "genera en los pacientes una motivación neutra de conversación y ocupa su pensamiento y los desvía de la enfermedad".

Mireya González, presidenta de la Asociación Chilena de Musicoterapia, es también la responsable del programa que aplica la Corporación de Ayuda al Niño Quemado (Coaniquem). "Trabajamos con los niños mientras están en curaciones y en el pre y postoperatorio, en forma individual o en sesiones grupales, para bajar la ansiedad, desbloquear emociones y distraer del dolor".

Para ello utilizan instrumentos musicales o música envasada, del gusto de cada paciente. "No hay una receta; se trabaja en torno a lo que cada niño necesita".

Una intervención novedosa es la que realiza el Instituto Teletón con jóvenes con lesiones medulares. Un software especial, conectado a una cámara de video que enfoca la parte del cuerpo que se quiere trabajar, permite que la persona ejecute una melodía sólo moviendo su cabeza o una mano, por ejemplo.

"Se establecen rangos y parámetros de movimiento, según la necesidad terapéutica. Así se trabaja no sólo lo funcional, sino también la parte emocional y social", explica el musicoterapeuta Sergio Hazard, quien también ha realizado terapias con pacientes con parkinson, quienes mejoran su marcha y equilibrio al ritmo de la música.


Sonidos que "nutren"

Los beneficios de la música también tocan a los recién nacidos. Un estudio canadiense publicado este mes en la revista Archives of Disease in Childhood afirma que la música ayuda a las guaguas prematuras a reducir el dolor y mejorar su desarrollo y crecimiento.

Los investigadores de la U. de Alberta también hallaron evidencia preliminar de que, además de calmar a los niños y sus padres, la música puede estabilizar la condición del recién nacido, mejorar su saturación de oxígeno y ayudarlo a subir de peso, reduciendo su período de hospitalización.

Fuente: elmercurio.com

Los chicos con entrenamiento musical tienen más memoria


Es porque la música influiría en el desarrollo cerebral. Estudiaron a chicos en edad escolar.

Pilar Ferreyra
pferreyra@clarin.com


Se sabe que la música mejora el nivel intelectual de los chicos en edad escolar. Lo que hasta ahora no se conocía es de qué modo influyen las lecciones de música, como actividad extra y programada, en el desarrollo de sus cerebros.

Un estudio realizado en la Universidad McMaster de Canadá, recientemente publicado en "Brain" —edición especializada en neurología—, reveló que el entrenamiento musical está relacionado con un tipo de desarrollo cerebral y mejora la capacidad de memorizar en chicos de entre cuatro y seis años.

El equipo canadiense llegó a estas conclusiones luego de medir la respuesta del cerebro de nenes de esas edades a diferentes sonidos, a lo largo de un año. Estudiaron a dos grupos de 6 chicos cada uno. Uno, que estudia música como actividad extra a las clases que recibe de esa materia en la escuela; el otro, que sólo aprende música en el colegio.

Laurel Trainor, profesor de psicología, neurociencia y comportamiento en la Universidad McMaster, y director del Instituto McMaster para la Música y la Mente indicó que "este es el primer estudio que demostró que la respuesta del cerebro de chicos entrenados musicalmente y de chicos no entrenados es diferente". El profesor Trainor lideró el equipo junto con Takako Fujioka, un científico del Instituto de Investigación Baycrest Rotman.

Durante el estudio, los investigadores midieron la actividad cerebral de los chiquitos mientras escuchaban diferentes tipos de sonidos. Por ejemplo, el tono de un violín y el sonido de una explosión. Las mediciones se grabaron cuatro veces a lo largo de un año. Durante la primera sesión y la cuarta, se les hizo un test para que identificaran armonías, ritmos y melodías. Luego, otro test para escuchar una serie de números, recordarlos y repetirlos.

De acuerdo con el músico y musicoterapeuta, Rubén Amato, profesor adjunto de Psicología Educacional II en la carrera de Musicoterapia de la facultad de Psicología de la UBA, una de las explicaciones del resultado de los investigadores es que "lo sonoro es un medio de comunicación superior a la palabra, en algunos aspectos. Pone en funcionamiento el cerebro primitivo y el más desarrollado, que es la corteza cerebral. Por ejemplo, si las personas que sufren tartamudez hacen canto, la pueden superar".

Mercedes Oliveto, titular de Educación Corporal II de la Carrera de Musicoterapia, destacó en cambio, que "todos los aprendizajes aportan". Y que más allá de cualquier estudio, el contexto en el que se desarrolla cada niño o niña también es muy importante.


Fuente: clarin.com

Propuestas artísticas para sentirse mejor


La danza, la música, el teatro, la plástica y su relación con la salud. Los beneficios.


Luciana Fava.
lfava@clarin.com


El arte puede ser ser una buena terapia. Combinar formas y colores, inventar melodías o poner el cuerpo en movimiento, son caminos posibles para aliviar distintos problemas.

Las terapias expresivas o artísticas reformulan los conceptos de la psicología y, en cambio, se acercan a los espacios de arte. A través de la danza, la música, el teatro o la plástica buscan un beneficio terapéutico y un bienestar general.

"El lenguaje artístico es muy claro y transparente. A través de estas disciplinas, pueden aparecer conflictos y situaciones difíciles de verbalizar", explica la psicóloga y especialista en arte terapia Judith Mendelson.

¿Sus beneficios extra? Recuperar la capacidad de juego, encontrar un espacio de placer, fortalecer la autoestima y los vínculos con los demás, son algunas de sus "yapas".

La aplicación de este tipo de terapias es muy variada. Permiten tratar trastornos en el desarrollo psicomotor o intelectual, enfermedades psicosomáticas, trastornos de alimentación, conflictos graves de personalidad, timidez o inhibiciones. También son muy utilizadas en personas con dificultades o impedimentos en el habla.

Para comenzar con este tipo de terapias, los especialistas recomiendan buscar una disciplina donde la persona se sienta a gusto. Vale aclarar que no hace falta tener conocimientos previos ni condiciones especiales. Las sesiones están coordinadas por un psicólogo o terapeuta especializado. También se trabaja en forma interdisciplinaria con médicos o psiquiatras.

La terapia del movimiento

La danzaterapia propone poner el cuerpo en movimiento. Las clases no están basadas en pautas fijas ni coreografías. Cada uno busca su propio ritmo. Puede practicarse a cualquier edad. También puede ser muy beneficiosa en personas sordas, con síndrome de down o chicos con trastornos de conducta o hiperactividad. Entre sus beneficios, puede destacarse que "ayuda a mejorar la imagen corporal y los vínculos con los demás", explica la especialista Sonia López. Además, estimula la capacidad de aprendizaje y la memoria.

Jugar a ser actores

Subirse a un escenario, inventar un personaje o armar una escena son los recursos utilizados en la técnica de psicodrama. Los integrantes del grupo "actúan" situaciones, reales o imaginarias. Y luego, sus compañeros comparten las sensaciones o ideas que surgieron a partir de la representación."Estos ejercicios permiten desplegar la creatividad y la capacidad de adpatación. Lo cual, sin dudas, repercute en la salud y el bienestar general", explican Eduardo y Carolina Pavlovsky, referentes en la técnica.

Una música propia

La musicoterapia surgió como un método "catártico" después de la Primera Guerra Mundial y se convirtió en una herramienta terapéutica muy utilizada. En las sesiones, el especialista puede proponer escuchar una música especial o impulsar a que el paciente arme su propia melodía. Con estos ejercicios, se logra reconocer y expresar emociones y sensaciones. En personas sordas, permite una conexión a través de las vibraciones que produce el sonido.

Formas y colores

Las artes plásticas también toman un enfoque terapéutico. Dibujos, collages o pequeñas esculturas, son el puntapié para disparar nuevas asociaciones y poner en palabras aquellas cuestiones difíciles o que causan dolor. El trabajo se puede realizar en forma individual o grupal.

Asesoramiento: Judith Mendelson (arteterapia). Tel: 4778-3928; Fundación Sonia López (danzaterapia). Tel: 4922-8575; Nuevo espacio psicodrama y creatividad. Tel: 4778-0195; Posgrado de arteterapia del Iuna. Tel: 4301-2405. Dr. Carlos Caruso (musicoterapia): 4862-9832.

Fuente: clarin.com

Música para bebés prematuros

Una alternativa para su salud



Cada vez es más común presenciar el nacimiento de bebés prematuros. Muchos especialistas han explicado que existe un 70% de posibilidades de que alguno de estos pequeños sobreviva. Sin embargo varios estudios han demostrado que esta posiblidad puede aumentar gracias a la musicoterapia, que ayuda a reducir el dolor y mejorar su desarrollo y crecimiento.


Música de arpa

Un estudio realizado por el March of Dimes (Organización no lucrativa dedicada a promover la salud en el embarazo y los bebés) expuso que son 500 mil nacimientos prematuros los que hay por año, reflejando una estadísticas de un 12% en nacimientos prematuros de un bebé por cada ocho.

Un prematuro nace por lo menos con tres semanas antes de las 40 de gestación, provocando que el pequeño tenga todos sus órganos y sistemas inmaduros, siendo así más propenso a sufrir de enfermedades.

La doctora Susan J. Dulkerian, directora de los servicios para recién nacidos del Mercy Medical Center, explicó que estos niños pueden llegar a tener problemas en su ritmo cardíaco, dificultades respiratorias, circulatorias o renales y bajo peso.

Sin embargo, con los cuidados necesarios y algunas alternativas como la musicoterapia, la salud del bebé puede mejorar notablemente.

Archives of Disease in Childhood, es un estudio relizado por un grupo de canadienses en el que se afirmó que la música tiene efectos beneficiosos en los recién nacidos.

Para ello se llevaron a cabo una serie de investigaciones a algunos estudios que fueron publicados entre 1989 y 2006, concluyendo que la música ayuda a reducir el dolor en procedimientos como la circuncisión o pinchazos con agujas, al tiempo de mejorar los hábitos de alimentación, desarrollo, crecimiento y lograr un aumento de peso en los infantes.

La doctora Kathi J. Kemper, autora de la invetigación Live Harp Music Reduces Activity and Increases Weight Gain in Stable Premature Infants comentó que en algunos hospitales se suele utilizar música clásica o intrumental como parte de la terapia, mientras que en otros lugares canciones de cuna con o sin sonidos agregados, como latidos de corazón o sonido del útero.

"Al aplicar la música en los neonatos se logró que durmieran mejor y con ello que gastaran menos calorías, recuperando con ello más peso", comentó Kathi J. Kemper.

Dulkerian por su parte mencionó que aún los estudios realizados no tienen explicación muy clara al respecto. "Lo cierto es que la música estabiliza la frecuencia cardiaca en los bebés y logra una disminución del estrés en los padres y el personal que atiende a los pequeños pacientes".

"La música tranquiliza su mente y cada uno de los organismos por lo que hay menos acumulación de estrés en sus sistemas, además de que ayuda a que los neonatos se sientan seguros en ese nuevo ambiente", concluyó Kemper.

Cuando es hora de que tu pequeño parta del hospital a la casa, es necesario que le dediques algunos cuidados para que crezca sano y fuerte. Por eso los especialistas recomiendan lo siguiente:


La música es un buen estímulo para ellos, puedes ponérsela mientras le das de comer o cuando duerme, esto hará que se relaje y elimine el estrés.
Es importante que nunca dejes que enfríe su cuerpo, pues los primeros días quizás no sean capaces de controlar su temperatura. Por ello cúbrelo bien con cobertores o con tu propio calor humano.

Debido a sus condiciones, requerirá de suplementos vitamínicos (hierro, calcio, etc). Por ello es importante que consultes a tu pediatra para que te asesore.

Los bebés prematuros comen entre 8 a 10 veces al día, debido a ello es importante que respetes los horarios de alimentación.
Durante los primeros días mientras se acostumbra el bebé a la casa, trata de que tenga poco contacto con la gente y limita su exposición a ambientes demasiado estimulantes para evitar que se agite.
Los bebés prematuros duermen más horas al día que un bebé de peso normal, es importante que duerma boca arriba y lo supervises en todo momento, pues corren el riesgo de morir de SMIS (Síndrome de Muerte Infantil Súbita). Cerciórate de que el colchón sea firme, que no haya ningún juguete en su cuna y que nada cubra su cabeza o rostro, pues corre el riesgo de asfixia.

Con esto y todo tu amor tu pequeño logrará recuperarse y ser un niño sano.

Adriana Ruiz.

Fuente: univisíon.com

lunes, 29 de junio de 2009

Afirman que la música es la mejor terapia para los bebés prematuros

La musicoterapia sería clave para reducir el dolor y mejorar el desarrollo y crecimiento de recién nacidos que permanecen en incubadoras




Si bien las estadísticas aseguran que el 70% de los recién nacidos prematuros logra sobrevivir, varios estudios demostraron que este margen puede aumentar si se aplica la musicoterapia en el tratamiento.

Los principales problemas que pueden sufrir los niños que nacen antes de que culmine su desarrollo son alteraciones en el ritmo cardíaco, dificultades respiratorias, circulatorias y renales, y bajo peso. Además, tienen los órganos y sistemas inmaduros, lo que los hace más propenso a contraer enfermedades.

Ante estos inconvenientes, los especialistas aconsejan una serie de cuidados, a los que hace poco tiempo se sumó la técnica de musicoterapia como elemento fundamental.

Un estudio realizado en Canadá, llamado Archives of Disease in Childhood, confirmó esta teoría gracias a una serie de investigaciones que científicos llevaron adelante entre los años 1986 y 2006. Según concluyó, la música ayuda a reducir el dolor en procedimientos como la circuncisión o pinchazos con agujas, al tiempo que mejora los hábitos de alimentación, desarrollo y crecimiento, y logra un aumento de peso en los infantes, publicó el sitio Univision.com.

Esta técnica ya se utiliza en algunos centros de salud del mundo, en las áreas de maternidad. Kathi J. Kemper, autora de la investigación Live Harp Music Reduces Activity and Increases Weight Gain in Stable Premature Infants, aseguró que la música clásica o instrumental es un instrumento eficaz en la terapia de los recién nacidos prematuros, así como también las canciones de cuna con o sin sonidos agregados, como latidos de corazón o sonidos de útero.

"Al aplicar la música en los neonatos se logró que durmieran mejor y con ello que gastaran menos calorías, recuperando con ello más peso", aseguró la especialista.

Si bien los estudios realizados hasta el momento no son concluyentes, Kemper señaló que está comprobado que "la música estabiliza la frecuencia cardiaca en los bebés y logra una disminución del estrés en los padres y el personal que atiende a los pequeños pacientes".

"La música tranquiliza su mente y cada uno de los organismos por lo que hay menos acumulación de estrés en sus sistemas, además de que ayuda a que los neonatos se sientan seguros en ese nuevo ambiente", finalizó la profesional.

Fuentes: www.infobae.com

Ahora también nos encontrás en Facebook.





¿Querés recibir nuestro Newsletter?

Escribinos a info@mamisounds.com.ar y enterate de todas las novedades de Mami Sounds

viernes, 19 de junio de 2009

Musicoterapia para prevenir lesiones en los músicos jóvenes en Castellón

El Ayuntamiento ofrece un taller dirigido por fisioterapeutas especializados

El Ayuntamiento de Castellón ofrece un taller de musicoterapia para prevenir lesiones y mejorar la salud de los músicos jóvenes de la ciudad, según informaron fuentes municipales. Asimismo, apuntaron que esta iniciativa contará con la participación de un fisioterapeuta especializado en este tipo de dolencias.
La jornada tendrá lugar el próximo 17 de junio, a partir de las 19.00 horas, en las instalaciones de Tetuán-XIV Music Boxes, bajo el título ´Afinando el Cuerpo. Prevención para la salud en el ámbito musical´, explicaron las mismas fuentes.
El fisioterapeuta y musicoterapeuta encargado de impartir el taller será Salva Sánchez, que instruirá a los jóvenes en la detección y solución de problemas derivados de la interpretación.
La concejala de Juventud en el consistorio castellonense, Carmen Albert, aseguró que con esta actividad se pretendes que los jóvenes músicos de Castellón "tengan una mayor información de los problemas de salud habituales que sufren aquellos que tocan instrumentos", una información que, según indicó, "les puede servir para encontrar solución a las dolencias que, a veces, se acumulan con los años debido a la práctica".
La edil explicó que, según algunos estudios, casi un 75 por ciento de los músicos sufre algún tipo de dolencia, que en un 78 por ciento de los casos tiene carácter crónico. La mayoría de ellas está relacionada con problemas en las articulaciones y los tendones, destacaron las mismas fuentes.
Albert precisó que "los guitarrista, por ejemplo, son los instrumentistas que tiene más riesgo de sufrir alguna lesión en dedos, muñeca, codo o brazos". Otro tipo de lesiones que puede derivar en patologías crónicas son las relacionadas con las vértebras cervicales, la zona lumbar y la espalda, "habituales en pianistas y violinistas, pero también el resto de músicos", añadió.
Por esta razón, la responsable municipal aseguró que la jornada de musicoterapia organizada por el Ayuntamiento de Castellón "está abierta a personas que toquen todo tipo de instrumentos, desde los intérpretes de música pop-rock, pasando por los músicos de banda, o incluso dolçainers i tabaleters", apuntó.

Fuente: Diariocritico Comunitat Valenciana

martes, 9 de junio de 2009

Entrevista al Lic. Gabriel Federico en la Tv de Bolivia

video